Gente estupenda que lee este blog

jueves, 5 de septiembre de 2013

Sebastian Vettel presume de haber leido en su vida no mas de dos libros



Viene siendo costumbre  últimamente que algunas personas, normalmente de no demasiados años, encuentran placer en afirmar públicamente que son unos incultos de los de primera página de catálogo.

No me refiero a aquellos que limitados en su acerbo cultural o víctimas de la LOGSE, dicen alguna sandez sin darse cuenta; como aquella que quería estar "en el candelabro" o similares; que a estos simplemente reflejan lo que son sin que la circunstancia les sea grata o divertida.

Me refiero a eso/as que cuando son preguntados sobre cualquier asunto más o menos cultural, responden con un "yo no tengo costumbre de leer" o "es que yo no leo a menudo" (como si "menudo" fuera un autor de éxito, en vez de un grupo musical dominicano para adolescentes)

El último ha sido el campeón del mundo de Fórmula 1, que al ser alemán (alemán de Alemania, que alemanes hay de dos tipos: alemanes de Alemania y alemanes de los cojones que son los que asesoran a la Merkel) no puede echar la culpa de su estulticia a tan manida ley educativa.

Pues bien, el campeón ha declarado para no ser diferenciado del Alonso, el campeón español, que el "no tiene ninguna filosofía samurai porque apenas ha leído dos libros en su vida".

Dejando a un lado la cultura o incultura de que pueda disfrutar D. Fernando (que por edad podría haber sufrido la malvada ley pero desconozco las  excelencias educativas y su hábito lector que posee; y por lo tanto no puedo presumir que sean especialmente escasos), resulta patético ver como un joven triunfador, en vez de ocultar su escaso bagaje cultural e intentar acrecentarlo en lo posible, presume abiertamente de su incultura y lo adorna con una sonrisa cómplice con el periodista (que seguro le rió la gracia.

Así nos va. Puedo entender que si a  muchos jóvenes del momento les dieran a escoger entre ser Vettel o, pongamos un ejemplo, Camilo José Cela prefieran al alemán (a pesar de las escatológicas habilidades tan peculiares y conocidas del insigne premio Nobel)
Lo que no puedo entender es que les guste presumir de no conocer a este último.

Me ha sugerido esta historia una fabulilla manchega, que cuenta una historia antigua de un zagal y un borrico en la que, al final, no se acierta a saber bien quien era el asno y quien el homo sapiens ( o casi )

Y sean buenos... si les dejan, que no todos los días vamos a estar hablando de cosas serias.

Fabula del burro y el pollino

A un zagal que en la plaza descansaba
con un rocín, tranquilo y reposado;
se acercó un forastero despistado
preguntando por la plaza donde estaban.

No conociendo el idioma en que le hablaban,
no acertó a dar un dictamen adecuado
pues no pudo entender lo preguntado.
El burro entonces, viendo que callaba

soltó un rebuzno fuerte y poderoso
y el foráneo, perdido pero ansioso
dedujo que la plaza era esa estancia.

El zagal presumió de su asistencia
mostrando que no hay peor inteligencia
que quien gusta presumir de su ignorancia

Moraleja:
Es muy triste el patético destino
de no diferenciar al burro del pollino

7 comentarios:

  1. Posiblemente este tudesco ni siquiera haya leído los dos libros que proclama. Con pisar el acelerador de su Fórmula 1 le basta para vivir tranquilamente, sin preocupaciones culturales de ningún tipo. Otros grandes deportistas, que ganan millones por pegarle patadas a una pelota, tampoco son muy intelectuales que digamos.
    Por desgracia la cultura no es sinónimo de abundancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunos hay que pasaron por la Universidad (Gasol, Butragueño, y otros)
      Pero el problema no es la falta de cultura sino el placer de reconocerlo.

      Eliminar
  2. y encima es que alardean de su idiocia! Gran artículo, genuinos y fresquísimos versos. Gracias.
    saludos blogueros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es el problema muchas gracias por sus halagos

      Eliminar
  3. Pues Lo Que Hay, Amigo Mío. Usted O Yo O Cualquier Hijo De Vecino Normalito, DEscornándonos A TRABAJAR para "IR TIRANDO" Y Cualquier TUERCEBOTAS O MASTUERZO, "COBRANDO DE LA MAFIA DEPORTIVA" CANTIDADES QUE PARA CUALQUIERA "SON IMPENSABLES Y HASTA OBSCENAS"!
    ¡Y Encima, La Mayoría, No Sólo SUELTAN PARIDAS DIGNAS DE UN PERFECTO IMBÉCIL, SINO QUE "PRESUMEN DU MILITANTE IGNORANCIA"!
    Dudo Que Ese MAGNÍFICO "EJEMPLAR", Haya Leído NADA En Su Vida...
    ¿Para Qué, Si Sólo Tienen Que Saber Hacer Una CRUZ Al Final De Sus CONTRATOS DE "PATROCINIO" Y "MERCHANDISING"?

    Pues Lo Que Hay.
    La MEJORES VACUNAS CONTRA EL MOLESTO EJERCICIO DE "PENSAR" SE LLAMAN : TELEVISIÓN Y DEPORTES,-(FÚTBOL SOBRE TODO, Que De POr Sí Es La Neo-RELIGIÓN DE LOS NECIOS, QUE NISIQUIERA SE MUEVEN DEL SOFÁ...)

    Un Aplauso
    Un Saludo Cordial
    Un Brindis POr El DESPERTAR.
    Y
    ¡¡RIAU RIAU!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debo reconocerle que yo también practico el "sillonboling" y soy espectador de futbol (si es que se puede llamar así lo que hace mi atleti) pero desde niño con el lazarillo o el principito nunca ha faltado un libro que echarme s los ojos.
      En fin, quizás por eso no sea rico jamas.
      Un abrazo, amigo

      Eliminar
  4. Pues hay algunos que hasta leen, pero es igual porque no se enteran de nada :)

    ResponderEliminar

Debido a que en una sola mañana el troll de los cojones ha hecho 25 comentarios insultantes y anónimos, he decidido por un tiempo moderarlos.
En cuanto este majadero se canse (que poco tardará) volveré a dejar el comentario libre, que es el verdadero espíritu de esta bitácora.
No obstante siéntanse libres para decir lo que quieran que a este pollino se le conoce enseguida

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.